Musicoterapia para la mente

Beneficios de la Musicoterapia en la Salud Mental

Por: Mgter. Lic. Marcela Lichtensztejn
Fundadora Coordinadora de APEM: Vanguardia en Artes Aplicadas, Ciencia y Salud
www.apemargentina.com

La música ha sido utilizada en la salud desde tiempos ancestrales. Actualmente su utilización como terapia en el área médica y de la salud mental es reconocida a tal punto que está siendo incluida en tratamientos para el dolor, en rehabilitación neurológica en presencia de lesión cerebral, enfermedades neurodegenerativas, trastornos del neurodesarrollo y afecciones neuropsiquiátricas.

Durante un cuadro de depresión, ansiedad o estrés postraumático pueden aparecer signos de tristeza, falta de iniciativa, dificultades para tomar decisiones, pérdida de interés, dificultad en sentir gratificación y placer, dificultades para focalizar y concentrarse, sentimientos de culpa, afectación de la autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio o fatiga y hasta desórdenes en funciones digestivas y del sistema inmunológico. Dentro de los tratamientos no-farmacológicos para personas que transitan alguna de estas condiciones, contamos con la Musicoterapia que puede tener un efecto altamente beneficioso mejorando aspectos cognitivos, emocionales, sociales, y físicos que puedan estar afectados.

Las intervenciones clínicas están fundamentadas por décadas de investigaciones que confirman que la musicoterapia puede:

  • Reducir ansiedad
  • Reducir depresión
  • Aliviar dolor
  • Modular estados emocionales
  • Regular frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria y presión arterial
  • Mejorar autoestima
  • Mejorar relaciones interpersonales
  • Mejorar la calidad de vida

Es un abordaje integrativo, no invasivo, que provee una oportunidad única para trabajar aspectos emocionales latentes que pueden resultar de difícil acceso con otro tipo de materiales y funciona como un aliado del tratamiento de psicoterapia verbal.

Contribuye a mejorar aspectos asociados como la focalización, el registro y manejo de las emociones, la comunicación intra e interpersonal, a regular la irritabilidad y a mejorar la habilidad de afrontamiento de situaciones.

Mediadores bioquímicos como la dopamina y las endorfinas tienen un rol en el procesamiento emocional de la música, promoviendo regulación del estado de ánimo. Hoy sabemos que independientemente del mensaje emocional que expresa la música, sea por ejemplo alegría o tristeza, se asocia a una mayor concentración de inmunoglobulina A. Esto significa que la modulación del estado de ánimo por efecto de la música, a su vez tiene efectos beneficiosos en el sistema inmune más allá de cuál sea el estado de ánimo que se esté expresando. Estudios recientes revelan que la musicoterapia puede ser efectiva para tratar la depresión en niños y jóvenes que lidian con dificultades emocionales, conductuales y del desarrollo. Mejoran la autoestima, las habilidades comunicativas e interactivas, y reduce los síntomas depresivos. Incluso, estos estudios reportan efecto a largo plazo de las intervenciones de musicoterapia.

No caben dudas del efecto que la música tiene sobre nuestro estado de ánimo o bien que puede modular nuestras emociones en la vida cotidiana, como así también puede promover salud física, psicológica y bienestar general.

Existe una musicalidad innata en cada ser humano que puede ser activada al servicio de la salud y la calidad de vida, del crecimiento y desarrollo de capacidades latentes. Esta musicalidad innata es un aspecto saludable en la vida de todo ser humano y puede ser puesta en acción para alcanzar bienestar. Las personas con depresión, ansiedad o estrés postraumático que buscan apoyo en la Musicoterapia no necesitan disponer de habilidades especiales para tocar ni tampoco  experiencia musical previa. El paso a dar es aceptar el desafío de ponerse en contacto con este aspecto saludable que parece intangible, la propia musicalidad innata, y a partir de allí tener la posibilidad de mejorar la resiliencia y encontrar la propia voz.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Once − 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>