Los-beneficios-de-la-gimnasia-más-allá-del-físico-300x194

Los beneficios de la gimnasia para la salud mental

Endorfinas y bienestar

La actividad física es una gran promotora de la salud mental y de las habilidades sociales. También favorece la longevidad y protege contra enfermedades.

Los-beneficios-de-la-gimnasia-más-allá-del-físico-300x194

Por Belén Vitelleschi  | CLARIN

A medida que vamos creciendo, pareciera que la capacidad de los niños y adolescentes de dedicarle tiempo al juego y actividades de ocio va disminuyendo. Nos vamos haciendo adultos y nos sumergimos en el mundo de obligaciones y responsabilidades.

El “vivir a las corridas”, las jornadas laborales extenuantes, el incremento de la utilización de Internet y los videojuegos, la falta de tiempo, el desgano, la pereza, incitan el desarrollo de un estilo de vida sedentario, aumentando el riesgo de desarrollar diversas enfermedades.

Se ha demostrado, a partir de diversos estudios, que realizar deporte físico es beneficioso para la salud, logrando mejorar no sólo el aspecto físico, sino también cuestiones psicológicas y favoreciendo las interacciones sociales.

Desde el punto de vista físico, la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud), indica que la realización de actividad física de forma continuada prolonga la longevidad y protege contra el desarrollo de enfermedades.

En la actualidad, los nutricionistas recomiendan acompañar las dietas balanceadas con ejercicio regular para complementar el descenso de peso de manera progresiva y saludable.

Existe evidencia suficiente que prueba que las personas que llevan una vida físicamente activa, que se ejercitan diariamente, pueden obtener una larga lista de beneficios para su salud:
•    Mejora del aspecto estético: permite el descenso de peso y modelar la figura.
•    Aumenta la masa muscular, volviendo el cuerpo más armónico, firme y atlético.
•    Favorece la flexibilidad y coordinación, debido a que el cuerpo se mueve con más elasticidad permitiendo un nivel más amplio de estiramiento y elongación.
•    Disminuye la sensación de cansancio y genera sensación de mayor nivel de energía.
•    Mejora la resistencia y condición física, incrementando la capacidad funcional para realizar otras actividades físicas de la vida diaria.
•    El fortalecimiento de los huesos disminuye el riesgo de lesiones o trastornos como la osteoporosis.
•    Previene o reduce el riesgo de padecer enfermedades, como las cardiovasculares, ya que disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno, protege las arterias, previene el riesgo de infarto y disminuye la presión alta; O la obesidad, presión alta, diabetes, artritis y algún tipo de cáncer.

Beneficios psíquicos

Más allá de los beneficios físicos, vale la pena practicar algún deporte por los aportes a la salud mental. El deporte trae aparejado sensación de bienestar.

Al mantener una rutina de ejercicio sostenida, el cuerpo produce y libera una mayor cantidad de endorfinas, que son las hormonas que producen la sensación de placer y disminuyen el dolor.

La sensación de bienestar somático afecta positivamente el estado anímico, logrando que afrontemos la vida con mayor optimismo y energía. Posibilita la liberación o descarga de tensiones y la distracción de las preocupaciones, disminuyendo la ansiedad, el malhumor, la irritación y otros estados emocionales alterados. Es sumamente recomendado para personas que padecen de estrés, depresión o trastornos de ansiedad.

•    Permite afrontar la vida de una manera más positiva, permitiéndonos realizar actividades cotidianas sin cansarnos, como subir escaleras, caminar hacia el trabajo o jugar con nuestros hijos.
•    Aumenta la sensación de confianza, seguridad en uno mismo y autoestima, al mejorar la imagen corporal y tras alcanzar metas propuestas.
•    Promueve el desarrollo de la capacidad de sostenimiento de continuidad en una actividad y de planificación de metas.
•    Estimula la competencia, ya sea por expectativas de autoeficacia en un desafío personal o para ganarle a otros. Al sentirse capaz de ejecutarlo en el plano deportivo puede estimular desarrollarlo positivamente en otros ámbitos como el laboral.
•    Ordena y equilibra la rutina diaria posibilitando la distribución de los tiempos de una manera más equitativa en todos los planos: laboral, familiar, estudios, y otros.
•    Promueve el mejor descanso. Permite una mayor relajación y menor tensión nerviosa ayudando a conciliar el sueño. Es importante tener en cuenta que  la calidad del sueño se ve favorecida siempre y cuando no se realice ejercicio físico intenso cerca de la hora de disponerse a dormir.
•    Mejora el funcionamiento intelectual: la capacidad de concentración, memoria, aprendizaje, reacción frente a las alertas se encuentran beneficiadas al aumentar el flujo de oxígeno al cerebro.
•    Promueve sensación de realización, orgullo y alegría al alcanzar objetivos y metas propuestas.
•    Incentiva a dejar hábitos que se contraponen a un estilo de vida sano como el fumar, el consumo excesivo de alcohol o alimentación chatarra.

Beneficios sociales

Independientemente a la aptitud física para el deporte seleccionado, está comprobado que el desarrollo de una actividad en grupo posibilita también el desarrollo de habilidades sociales, ya que:

•    Promueve la inclusión e integración social: el acercarse a otros predispone el ejercicio de superar la timidez y moderar reacciones individualistas.
•    Disminuye la sensación de soledad y aislamiento. Estimula la posibilidad de forjar nuevas relaciones que amplíen la red actual vincular, más allá de la actividad física que los nuclea.
•    Desarrolla competencias, basadas en el cooperativismo, la aceptación de las diferencias y la negociación, para la puesta en marcha de un objetivo en común.
•    Estimula el ser colaborador y respetar la autoridad, ya que deberá responder las reglas propias de la actividad, normas sociales del grupo al que pertenece y la coordinación de algún líder.
•    Mejora la comunicación con los pares, promoviendo un discurso claro, fluido y empático.
•    Promueve sensación de superación personal y el “ser parte de algo” al alcanzar la meta propuesta.

Es importante elegir un deporte que se ajuste a las necesidades de cada uno, que nos estimule lo suficiente para mantener la constancia y lograr así tener un men sana in corpore sano (cuerpo sano en una mente sana).

* La autora es psicóloga del área asistencial y académica de La Casa, Hostal de Medio Camino.

Ver nota

1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

14 + Once =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>